Muro de ladrillos rojos

Hay una londricidad inmanente en los muros de ladrillos rojos, ¿¿verdad que sí??

Pareciera que el muro —sin hablar— te pidiese hiedra por abrigo o esa humedad ‘mojabobos’ típica de una neblinosa mañana dominguera.

Siempre… detrás de un pared de enladrillada, parece que debiera haber abandonado, un oculto jardín.-

Chane García.
@ ChaneGarcia.

3 Me gusta