Modo avión

Del otro lado,
una hoja con su peso en el fino hielo,
la temporalidad y lo hostil de la palabra,
el silencio quema igual.

Algo que.
Algo nada.
Remover.
La casa de los dulces.
dinosaurios y las brujas.
el renglón del guión.
lo no claro de tu nombre.

Renacer a la mata y al sereno,
el eclipse y la visión,
la poesía desafinada,
encontrar a otros viajantes,
con la foto de la muerte incrustada,

Y supongo ya se han ido justo a tiempo,
cuando el problema ha crecido todo mío,
profesores rechazando un suicidio,
pero que manera de ese hombre de comer,
y a los perros nadie que los saca.

Modo avión.
y la pena por si ya no fumo agua,
modo avión
francotiradores por encima de las casas,
aterrizaje forzoso en un quasar
sin un folder con mis huesos por morada,
Modo avión,
Dios no quiera que compartan mi formol

10 Me gusta

Interesante lectura. A veces está bien poner el modo avión ante cualquier circunstancia… Y vivir por un rato en la fantasía será quizás algo más que agradable.

Saludos

1 me gusta

Todas las muertes enunciadas en la temporalidad pesimista, más cerca de la realidad que de la ficción, la señal está vigente en modo avión. —Aplausos

1 me gusta

Modo avión por aquí también muchas veces… y lo que escribes ocurre cada vez… Gracias por esto! :clap: :clap: :clap: :heart:

1 me gusta

Me gusta su poema; excelentes metáforas!!!Aplaudo.

1 me gusta

hermoso poema

1 me gusta