Miro tu cara

Miro tu cara
y veo lo que cuentan
esas pupilas.

Hablan tus ojos
de un modo silencioso
en esta noche.

Y yo te escucho,
entiendo lo que dices
y me lo guardo.

Luego suspiro.
Tus rayos son ardientes
y me acarician.

Vistes de blanco,
igual que cada noche
con distinción.

Mi bella dama
de rostro inmaculado
y tan hermoso.

También te hablo.
Mi charla es “sin palabras”,
como la tuya.

Y así pasamos
la noche en un instante
con nuestro amor.

Amor de niño,
que abraza tu regazo.
“Luna de plata”

Rafael Sánchez Ortega ©
24/11/21

4 Me gusta