Mirar del revés

*Nace renacuajo el beso
que no quiso reinar con palabras,

el gris oleaje
de las perlas
golpea en los labios del aire,

manantial de la rubia carne,

nieve rabiosa prendida
del alma,

música sutil
que siluetea
el jeroglífico del cisne,

la noche atemporal
de lo inmerecido,

espina acechando
el aroma de la sangre
recién segada,

rosa embravecida
que el vino agosta,

mientras tu cabello
ríe afectuoso
entre mis manos,

como el agua
sin tiempo
para trenzarse,

sonrisa caída
de la bella muerte.

3 Me gusta