Miradas

Vengo hasta tus ojos
a resolver el vacío de tanta ausencia
que desemboca en compañías indiferentes,
de cuerpos apilados entre las esquinas
de una vida sin amarras,
de tanto barco a la deriva
y tempestades cargadas de nostalgia.

Vengo hasta tus ojos
convertido en lo que queda
cuando el mar regresa los desechos
y poco o nada
se recoge entre los escombros
apilándose en la arena.

No me queda más que tu mirada
como un último intento
de alcanzar lo que la carne me perfila
y el espíritu me niega.

Soy la pupila
que se dibuja entre las sombras
la otra voz del silencio,
la inquieta soledad de las palmeras
que se entregan al vaivén caprichoso
de un viento que se dilata y llora
imperceptible,
cuando aún nos queda luz
y tus ojos son los faros
que me dicen
que no todo está perdido.

7 Me gusta

Qué maravilla! :clap: :heart:

1 me gusta