Mi casa y tú

Mi casa son muros viejos
una pared blanqueada
la alcoba destartalada
y tu rostro en los espejos…
por testigo.

Mi casa no es de tronío
es humilde, encantadora
yo, como dueña y señora
campo a mi libre albedrío…
sin postigo.

No existe en mi casa el lujo
solo una cama sencilla
el hueco de tu mejilla,
y en el ambiente, el embrujo…
de tu ombligo.

Tengo en mi casa un salón
con muebles de baratillo,
y un sofá con cabestrillo
me abduce sin compasión…
a tu abrigo.

Mi casa es donde yo quiero
compartir día tras día
la tristeza y la alegría
a tu lado, compañero…
tú conmigo.

2 Me gusta

Versos que bellamente son reflejos de un hogar humilde lleno de amor y recuerdos compartidos.

La simplicidad y el cariño se sienten en cada rincón de tu escrito.

1 me gusta

Muchas gracias por este bonito comentario, un saludo

1 me gusta