Mi ayer, tu mañana

Ayer escribía por no dormir,
ahora escribo para soñar.
Ayer luchaba para morir,
ahora muero si tú no estás.

Ayer mentía para arrullar,
a aquel niñito en triste silencio.
Ahora canto en su despertar,
Y no lo arrullo le cuento cuentos.

Ayer cerraba puertas y cerros,
para encerrarme en mi timidez.
Ahora abro y le pinto cielos,
a las pestañas de la pared.

8 Me gusta

Excelente poema

1 me gusta

Muchas gracias

Bello final Daniel.

1 me gusta

Precioso poema. Bienvenido a Poémame, Daniel!

1 me gusta

Muy bello poema!
Se siente lozano, cálido!
Saludos!

1 me gusta

Preciosos versos.
Bienvenido.

1 me gusta