Merodeando

Hay hombres,
que se quedan merodeando en los rincones
y caminan sigilosos regalando sus besos
y batiendo pañuelos en la alberca.
Pareciera, que echan a volar las golondrinas
y acarician la cara cuando lloras,
en medio de tormentas torrenciales.
Es como si volaran y aterrizaran en la espalda.
Hay hombres que se quedan
y esperan al alba, con los ojos cerrados.
Inventan palabras como suyas y repiten te amo,
sin miedo de decirlo.
Ellos, tienen el don de recordarnos
a qué sabe el mar y dejan un poco de sal
entre los dedos.

16 Me gusta

Qué bonito! Por esos hombres :clinking_glasses::heart:

1 me gusta

Maravilloso, sobre todo el final. Saludos cariñosos. :hugs:

1 me gusta

…y hay mujeres que escriben poemas, con la tinta del recuerdo y por eso nunca se olvidan.
Aplausos por merodear en nuestros corazones.

1 me gusta

Y hay versos que se quedan merodeando en los octubres del alma poética… como los tuyos.

Es precioso el poema!!

1 me gusta

Pues es precioso, Lucía!! No te digo más…:raised_hands::raised_hands::blue_heart::blue_heart::clap::clap::rose:

1 me gusta

Bello poema, donde el hombre por fin muestra su lado más femenino, ese que se encuentra oculto. Bello poema. Enhorabuena. Saludos.

1 me gusta

Una verdadera delicia, querida Luci.

Esto es inmenso. :revolving_hearts:

1 me gusta

El poema es una verdadera delicia, Lucía. Me quedo con esos dos primeros versos y esos hombres que se quedan merodeando en los ocubres. Me ha encantado!

1 me gusta

Gracias por pasar a leerme, poeta. Un abrazo.

1 me gusta

Gracias Sinmi. Afectuoso saludo.

1 me gusta

Agradecida querido poeta, por estar aquí. Inmenso abrazo en la distancia.