Mataperros

Serás
el mataperros.
Su dedo acusador
te arrumbará
al yermo y frio
olvido.
Y todos
no faltará ninguno,
acudirán
victoriosos
a ajusticiarte,
a partirte
el alma
en mil pedazos.
Lo pagarás.
Pero…
¿Y las veces
que estabas tú solo,
dando
los legajos de tu vida,
como alimento
y solo estabas tú,
y nadie mas
para dar de comer
al perro hambriento?
Allá ellos,
los que no supieron
ver la verdad
de tu entusiasmo.

2 Me gusta