Mar adentro

Hoy te volví a ver,
y te alejabas mar adentro,
como aquella tarde
cuando me dormí,
con los ojos tristes,
el cuerpo quebrado…
el alma entera.

Como aquella tarde…
cuando brillaban tus sonrisas
y enmarcabas horizontes,
y corrías tras las olas,
y jugabas con la espuma,
que ardía a tus pies.

Como aquella tarde…
cuando fuiste a sentarte sola,
y yo miraba la arena
resbalando por mis dedos
cayendo, precipitándose…
Como tiempo que ya no espera,
que no se vive, que ya no cuenta…
Y tú ya no estabas. Te disipabas.
De pronto, volabas…
Mar adentro.

Hoy te volví a ver.
Yo agarrado a mis barrotes,
tú metiéndote en el mar,
como los horizontes,
como la espuma,
como las olas…
que vuelven sombrías,
a olvidar la orilla.

4 Me gusta

Románticos y bellos versos, poeta!!!

1 me gusta