Manos de plata

Manos de plata
con dedos delicados
que me acarician.

Siento que vienen,
que rozan mis cabellos
y mis mejillas.

Quiero ese toque,
sutil y delicioso,
que me transforma.

Se va la tarde,
la noche, silenciosa,
ya va llegando.

Y nos envuelve
su manto gris y oscuro
y las tinieblas.

Quiero tu abrazo,
lunita encantadora
y no te escondas.

Le tengo miedo,
confieso, en un aparte,
a tanta noche.

Pero si vienes,
si duermo en tu regazo,
seré feliz.

Mientras me canten
tus labios una nana,
huirán las penas.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/12/21

3 Me gusta

Precioso.
Un abrazo.

1 me gusta

Agradecido Marttucca
Abrazo.

1 me gusta