Magisterios

Cien años he tardado en pensar este verso

que ahora cae, sobre el papel, a plomo.

Un siglo de soledad escribiendo

sin una goma de escolar

con que borrar las cosas que están mal,

salpicadura de palabras heridas

rotos de desesperación,

el tono helado de la risa falsa

y un cuaderno pautado donde anoto

la caligrafía de todos los sueños.

4 Me gusta

Muy bonito, me gustó la compresión de ideas tan hondas, en pocas palabras. Mi admiración para ti.

Gracias por la generosidad de tus palabras. Un saludo cordial.

1 me gusta