Los tres siempres

Quiero tocar cada mariposa tuya,
cada cuerda de tu violín para hacerlo vibrar.

Quiero tocar cada beso tuyo,
cada roce de amapolas en nuestra cara,
en la nariz o en los labios.

Quiero tocar cada pieza para unirlas, hacer una orquesta
y convertirnos en una melodía alegre y llena de recuerdos eternos.

Así podremos bailar nuestra historia favorita,
porque de tanto que la conocemos
quiero que la volvamos a conocer.

Volver a conocernos otra vez sería como estar inmersos en una bola de cristal de la cual no se puede romper ningún hechizo,
porque cómo ya sabemos qué pasa,
tan solo quedaría revivirla y rejuvenecernos pese a que haya pasado tiempo desde
[que nos conocimos.

Podríamos hacerlo para renacer nuestra vida
de otra manera:

siempre bailando, siempre tocando y siempre recordando.

5 Me gusta

Que bellos y sentidos esos tres siempres!!!:clap::clap::clap::kissing_heart::kissing_heart: