Llorar

Llorar.
Mientras los corazones encuentren
un rincón donde sentarse al sol.
Y recordar...

Llorar.
Mirar al suelo y observar nuestras tristezas
asomando de los bolsillos.
Y "espolsar" el pañuelo.

Llorar.
Y recoger esas penas salpicadas de lágrimas.
Y amasar un pan que alimente

las almas mustias...

Llorar.
Empapar la miga en las heridas.
Que cuaje el dolor.
Que corra la vida.

Llorar.
Y dibujar corazones.
Uno grande donde hornear el pan.
Y dibujar relojes.
Que cuenten las horas y los recuerdos,
las risas y los abrazos.
Que llegue el tiempo a poner sus ungüentos.
Que corra el aire...

Que nazca la costra.


6 Me gusta

Creo que amerita que se aclare su es un regionalismo.

Por lo demás me encantó!!

Si parece un regionalismo equvalente a “sacudir el polvo”