Lleno de confianza

De adolescente lleno de confianza
por doquier sin complejos me movía,
en un mundo tal vez de fantasía
donde la desventura en lontananza

lograba mantenerme siempre en danza,
con ganas de luchar día tras día
que si acaso de herencia me venía
seguir quisiera ya a la antigua usanza.

Pues de sobra sabía que al final
el sueño por fantasmas habitado
a nadie lleva lúcido a buen puerto,

si por librarse aquí de todo mal
bastará con nacer afortunado
y andar por este mundo bien despierto.

4 Me gusta