Libélulas

Caricias ante la luz epiléptica, abrazo a la nada flor que me abre.

La cuidad brilla… célula trémula,
por las paredes péndula la memoria como una libélula,
la liberación de una cápsula en una cápsula,
bullicio rapsoda… farándula sin espejos.

A la calle a tomarme un algo, camino,
puede que pase no fugaz por tus ojos de vino,
dame la mano, imagino, imaginación con anteojos.

¡Hazme esparcirme por las calles como las manchas de rojo!

Soy una brecha pegada a la piel de esta noche,
… yo no hice la herida a la fragancia de tu nombre.

Pálpitos,
ecos caminan tras de mí en púlpitos… y te miro de nuevo.

Confundiéndonos adrede,
urdiéndonos,
como libélulas entre los árboles,
revoloteando entre los bares y el opaco cielo de estas calles.

2 Me gusta