Lagarto lagarto

Por evitar desazones
olvidarme de ti quiero,
y andar a solas prefiero
sin dar más explicaciones.
Quiera Dios que me perdones
y entiendas mi situación,
cuando el quid de la cuestión
tan sólo de mi depende,
que si mi actitud te ofende
me duele de corazón.

Si harto estoy de que a diario
me estés montando la gresca,
como quien sale de pesca
y yace con el vicario.
Así menudo escenario
el que nos hace infelices
que si capto los matices
entre tinieblas me veo,
que me muera si bromeo
que de gancho me utilices.

Que no espero tu permiso
para andar justo a mi bola,
que a mí nadie me controla
ni tampoco lo preciso.
Pues mi sutil paraíso
en soledad lo comparto,
si sé que del tres al cuarto
mi pena a ti no te importa,
si mucho te reconforta
decir lagarto lagarto.

3 Me gusta