La verdadera muerte

Todos sabemos, al punto,
que morir es en esencia
de vida tener ausencia,
en nuestro amor el asunto
radica en que estoy difunto,
finado, occiso e inerte,
pues, tan solo por perderte
si me faltas no respiro
mi alma no es ni un suspiro,
fenecer es no tenerte.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 13 de agosto del 2023

3 Me gusta