La playa de Sainte-Adresse

Yo te lo dije…
vivir en esa playa como que te aclara el cuerpo
el salitre azul enclarecido
se te aventana como un torrente por los ojos
y uno siente que se llena
que se colma como un ánfora repleta de luz
con toda esa lejía impalpable que no se siente porque ni sabe ni hiede
pero te va envejeciendo sin tan siquiera arrugarte el cuerpo:
de rostros intactos
de carnes firmes
la gente de allí, se vuelven flores de algodón
se les enrubiece el cabello
y se les aclara azulándose los ojos
hasta volvérseles de un gris crudo… casi arena… completamente blanco.
Jóvenes encanecidos que pasan la tarde paseando por la playa alimentándose de Sol
degustando los sabores a mar nublado de aquellos azules grises de fondo veteado.
Yo te lo dije…
la playa de Sainte-Adresse es un sitio para ir sólo de paso
no para sembrarte en él.-

Chane García.

2 Me gusta