La paradoja gracia tiene poca

Como la herrumbre ataca al mismo hierro
la enfermedad corroe a los humanos,
hastiados de llevar vida de perro
y de sus propios hábitos insanos.

Quizás no tenga aquí razón la queja
porque no siendo seres inmortales,
si con la edad la piel se despelleja
ricos y pobres lo serán iguales.

La paradoja gracia poca tiene
a los ojos del necio poderoso,
mientras tanto no exista quien le frene
a detener en vida tanto acoso,

que por pura avaricia pierda el tino
según parece para nada, opino.

4 Me gusta

Mucho clamor en tu poema, es necesario.