La mirada interior

Navego en mi velero
con la vela mayor desplegada
sobre el lienzo
de un mar pensativo
y ponderado
donde el viento
se agita con el jadeo
de un deseo,
con la sonrisa
de un gemido.

La mirada limpia
no tiene horizontes
donde apoyar
su punto de fuga,
todo son hondas
onduladas
que rebotan
en el acantilado
de la duda,
el recelo,
y el temor.

Los latidos del corazón
son inquietos destellos
que impulsan los delirios
de la imaginación, que se pierden
en el silencio humano,
que nunca se consumirán
porque la siembra de esos delirios
en la soledad del instante
crecerán libres
en el barbecho de un campo
que nunca quieres ver.

Miro en ese mar tranquilo
y una sutil niebla, misteriosa,
oscurece mi vista
sin ver lo que realmente
se esconde entre la niebla,
solo el perfil
de unas sombras
te hacen idealizar
un momento aparente
de la quimera realidad.

Pippo Bunorrotri

7 Me gusta

Un poema que dibuja una travesía emocional profunda.

Versos donde el velero simboliza la búsqueda interior y las sombras representan las dudas y anhelos ocultos.

1 me gusta

Buen poema, Pippo!! Bonita travesía…
Un saludo

1 me gusta

Versos echados a volar en el mar, mientras analizas tu visión conforme avanzas…

Al final del trayecto…todo puede ser una ilusión , una estrella inalcanzable…pero no lo sabemos, hay que navegar.

Me gusta.

1 me gusta

Muchas gracias por tus palabras Alejandro.
Saludos

1 me gusta

Gracias Pedro
Buen día

1 me gusta

Gracias
saludos

1 me gusta

Gracias a ti, amigo.
Saludos

1 me gusta

Versos hermosos y serenos de encuentro consigo mismo…🩵😍
Buen finde Pippo!

1 me gusta

Igualmente Maria
Buen día

1 me gusta