La "inocentada" (Anécdota 28D)

Mi abuelo, al que no conocí, era un buen hombre, serio y parco en palabras, que siempre intentaba no molestar a nadie.
Sus hijos, ya casados y con sus propias familias, vivían lejos y solo podían visitar a los abuelos de vez en cuando.

Esa Navidad, cuando llegaron todos, él estaba resfriado.
El veinticuatro, celebrando la Nochebuena, mi abuelo comentó que debería aprovechar que estaban todos allí para morirse y así evitarles tener que hacer otro viaje para el entierro.
Todos lo tomaron a broma y le rieron la “gracia”.

Murió el veintiocho de diciembre mientras dormía, tranquilo, en paz y con toda su familia en casa.
Y no, no fue una inocentada.
Mi abuelo hablaba poco, pero era un hombre de palabra.

25 Me gusta

Contundente en sus palabras, excelente relato, con un triste final. Abrazos navideños

1 me gusta

Que relato tan curioso como sorprendente, “pobre abuelo”, no quería causar trastornos a sus hijos y se fue tal y como predijo, rodeado de ellos, muy bueno, amiga!!! :kissing_heart::kissing_heart:

2 Me gusta

Walla, cuánto has dicho en este relato! Me ha quedado ese “y seguimos sin escuchar al otro” en el corazón. Gracias por esto, me ha remitido a mi madre, ella también sabía, y no escuchamos… no supimos. :kissing_heart: :kissing_heart::heart: :heart:!!

1 me gusta

Hermoso relato Wallace¡¡¡ Los abuelos son de otra pasta, sobre todo esa generación que tanto les toco sufrir.

Un beso :smiling_face_with_three_hearts:

1 me gusta

Gracias por apreciarlo, Vari.
Abracitos :hugs::christmas_tree:

1 me gusta

Muy bonito, enhorabuena

1 me gusta

Muchas gracias, Ana.
Siempre me gustó esta anécdota que mi madre contaba entre sonrisas y lágrimas.
Besitos :kissing_heart:

Pues su deseo se cumplió…en un día tan especial descansó en paz y rodeado de su gente.
Hermosa historia familiar, gracias por compartirla con nosotros, Wall.
Un beso, compi!
:kissing_heart::kissing_heart::heart_eyes::hugs:

1 me gusta

Un pequeño escalofrío sella tu triste anécdota

1 me gusta

Cuántas veces se sabe más de lo que se dice…
Gracias por apreciar esta tragicómica anécdota familiar, compi :kissing_heart:

1 me gusta

Gracias a ti por escribirla!! :heart: :heart: :heart:!!!

1 me gusta

Un excelente relato con un magnífico final.
Enhorabuena. :clap: :clap: :clap: :clap: :clap:
:hugs:

1 me gusta

Triste historia y es que nuestros abuelos eran sabios y cuando hablaban, hablaban de verdad @wallacegere Tenía razón Rhápsody © - nº 11 por AlfonsoJParedes

1 me gusta

Morir sin dar la lata… Ya me gustaría a mi.
Sorprendente relato, con un final que invita a pensar. ¡Gracias!

1 me gusta

Toda la razón, amiga.
Yo no conocí a ninguno de mis cuatro abuelos, pero por los relatos de mis padres sé cuánto tuvieron que luchar.
Muchas gracias. Besitos :kissing_heart:

1 me gusta

Muchas gracias, amigo :christmas_tree::santa:

1 me gusta

Yo solo conocí a mis abuelos…me habría encantado conocer a mis abuelas, mujeres maravillosas y fuertes. Según me cuentan.

1 me gusta

Interesante y sorprendente relato. Me ha gustado mucho, @wallacegere.

¡Aprovecho para desearte unas Felices Fiestas!
¡Abrazo! :slightly_smiling_face:

1 me gusta

Estupendo historia.
Me gustó mucho, el abuelo sabio hasta el final.

1 me gusta