La helada intimidad

el animal que reside en mí huye, me deshabita
es un replicar de campana inacabable y súbita;
*/horror de día *
cerrando la palma al invento/
y queda dentro de sí el goce infinito
y la razón tuya para despedirme
y la helada intimidad de la mirada que nos penetra.

5 Me gusta