Janitzio eclipsado y un amanecer

“De Lucy, . . . al nacer.”

Brillo de la luna
de magia y fortuna,
el lago sin viento,
más, siento un aliento.

Satélite, eclipse
que mira su efigie
todo enamorado
en él reflejado.

Canoas están solas,
redes, remos, olas,
de pronto, silencio,
un vacío intenso.

Cual espectro gris,
fantasmal desliz
y ausencia de luz,
acuática cruz.

Enigma total
de sombra fatal,
desaparición,
huida, evasión.

Oscurecimiento
en el firmamento,
el astro es tapado,
Janitzio, eclipsado.

Tal hecho enternece,
por fin amanece,
la niebla se esparce
de asombro colmarse.

Preciosa mañana
de dicha cercana,
isla maravilla
su brillo destila.

El sol tras lomita
la vista te excita,
vuelo de las garzas,
gaviotas, comparsas.

Remanso que incita
al amor, invita,
presto, a reflexión,
luego a devoción.

El azul del cielo
descorre su velo,
siempre ilusionado
corazón aislado.

Por agua, fiel manto,
Xanicha un encanto,
lugar de unos cuantos,
algunos muy santos.

Cabello de elote,
que la vida brote
con Lucy, bebita,
por Dios tan bendita.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Isla de Janitzio, Lago de Pátzcuaro, Michoacán de Ocampo, México . . .
Dedicado a la maravillosa bebita, Lucy, angelical Princesa de Apúpato . . .

1 me gusta