Intimidad

Y llegó internet, que permitió que cualquier persona, desde el más remoto lugar del planeta, pudiera tener acceso global a la información; todo era progreso y felicidad.
Pero después vinieron los chats, las redes sociales, el desencriptador neuronal del pensamiento…, hasta que un día, no se sabe exactamente en virtud de qué «bien común», se declaró ilegal la intimidad.
Y ahí fue cuando los humanos perdieron su humanidad para convertirse en… otra cosa…, algo peor.

(Csi 400)

4 Me gusta

… en animales sin razones.
Un saludo.
Andrés.

1 me gusta