Instinto Nocturno

Seis pequeñas lunas abren la noche,
sus caudales impacientes
mojan las almas,
húmedos pinceles gravitan en la nada.

Aquel ocaso revela su misterio
apenumbrada por sentirse blanca,
desnuda su belleza,
gime abismal tu nostalgia.

La noche hace invisible mi alma,
solo ella ampara mi existencia
dibuja tatuajes sombríos,
en los surcos de mis ojos cristalinos.

6 Me gusta

Que excelente poema mi estimado Juan Adalid!

Felicidades!

1 me gusta

Mil gracias por tus palabras un abrazo enorme :notes::pray:

1 me gusta

Gracias por el apoyo!!

1 me gusta