Inferno

Volaban los cuervos

Los adornos blancos
se alzaban al viento

Las velas doradas se
encienden

El sol se marchita
en el cielo

Florece la
luna entre llanto y
silencio

El manto de estrellas
se han vuelto cuervos

Alas negras cubriendo
las nubes

Graznidos sonando
a lo lejos

Pasillos fríos,
Salones desolados

Las plumas caen como
lluvia

Granizo cayendo
en tumbas de hielo

El sol se vuelve cenizas

La luna adorna el camino

Los cuervos negros me
llevaron al paraíso…

El paraíso vestido de
infierno.

6 Me gusta

Lo has plasmado muy bien en tus versos. Del paraíso al infierno hay un espacio muy estrecho, casi una línea. Saludos.

1 me gusta

Es complicado…a veces estamos en el infierno y creemos que es el paraíso y viceversa…solo es cuestión de temperaturas mentales y mantras que impregnaron nuestro interior y no hemos depurado…

Muy buen poema.

Saludos

1 me gusta

Saludos, gracias :slightly_smiling_face::slightly_smiling_face:

Un símbolo oscuro filtrado entre la claridad de la escritura sugiere una especie de oxímoron, he ahí la contundencia de los cuervos y los verbos. —Aplaudo.

1 me gusta

Cielo e infierno, son dos caras de la moneda en la que a veces nos sumergimos y sabemos muy bien cómo es cada uno. Grandes versos. Felicidades :clap: :clap: :clap:

1 me gusta