Inconcluso

Amanecen tus ojos, parpadean las libélulas
en la soledad de un hormiguero vacío,
fríos pasillos nostálgicos del fuego,
de la luz que encendía la casa,
de la casa llena de “fueguitos”

2 Me gusta