(Im)perfectos

Recuerdas cuando bailábamos pateando charcos,
cómo nos reíamos de dominios y calendarios,
como livianas libélulas desertábamos
hacia la sedosa inconsciencia,
volábamos como amotinados pájaros
contra el tozudo viento de la inercia.

El inicio naufraga en el encrespado mar de otro final,
el final marchita al cándido lirio de otro inicio,
el paso perverso del «jamás» en el «siempre»,
el trasnochado verso del «adelante en el «atrás»;
latente aguarda la anacrónica serpiente
con el afilado diente de las rémoras,
con el veneno negro de las quimeras;
la enfermedad crónica de la evolución
que a nada teme ni a nadie espera.

Aquí en el doblado del «yo»
con el «nosotros» a medias,
otra vez juguetes destartalados de la perfección
en el maniático orden del desorden sistemático;
alados aciertos del error,
virtudes del pecado,
méritos del defecto,
… me declaro, nos declaro
imperfectos.

4 Me gusta

Hermoso poema, amigo!

Conlleva la nostalgia del pasado y la desesperanza de que no hay remedio…
Siempre tus versos se cuelan por nuestros entresijos…poéticos.

Abrazos enorme para allá!:hugs::kissing_heart::heart_eyes:

Filtras la vida en tus versos. Este poema es el martillo, la punta, la pared ,el cuadro, el pintor, el paisaje; construyes un viaje de sí y no como afluentes de lo contrario…nada escapa a tus ojos de conciencia, no solo de ayer, también es presente.

Me parece un trabajo reflexivo y muy bueno.

Saludos cordiales.