Ignición

Cuando leo un poema
arden sonoros versos
quemándose en el aire.
Candente su prosodia
oratoria de fuego.
Un poema es la lumbre
que incendia las palabras
abrasados los labios
que locuaces pronuncian
ardiente el pensamiento.
Un poema no es nada
más que lene pavesa
que en la noche fulgura.

3 Me gusta

Enérgico: pensamiento, fuego, palabras… gran poema.
Saludos cordiales

Gracias por tus palabras generosas. Un saludo cordial.