Huellas

Dejé escrita poesía,
tras huellas sobre la arena,
que un lento oleaje leía:
versos de amor y de pena.

La mar, así complacida,
no borró, por mi presencia,
pasó desapercibida,
largo rato, vio mi esencia.

Dando tiempo a que me aleje,
vendrá tarde la marea,
y todo aquello que deje,
en historia va ¡Así sea!

Tras el ocaso del tiempo,
Toda el alma se embelesa,
Fundiéndose en un aliento,
último suspiro y besa.

3 Me gusta

Maritza te devuelvo la visita y me encuentro estos bellos octosílabos, se te da muy bien el clásico
Saludos cordiales