Helada a destiempo

Anhelaba,
no era tiempo ni lugar
pero el raso sí podría
considerarse perfecto.
Los témpanos desdichados
descendían desdiciendo
las sutilezas del sueño.

Anhelaba,
carámbanos de ambición
zaherían sus pestañas,
bajo los puentes en ruinas,
ríos de vida se paran.

Anhelaba,
cristales de hielo crujen
en la calma arrebatada.
Bajo el frío del horror,
la cosecha del recuerdo
se desgrana en su mortaja.

15 Me gusta

Me gusta como suena esa helada. A pesar del frío que contiene. Un abrazo.

Me encantó. Una maravilla este poema, amigo. Saludos.

Estimado, Juan Carlos.
No aparecían tus letras en el escenario poético, pero valió la pena la espera.
¡Tu poema me ha parecido muy significativo e impactante!
Saludos cordiales

Intensos versos, tiritan de frío y de destemplanza que asolan el cuerpo y el alma, poeta!!! Un placer volver a leerte!!! Saludos!!! :clap::clap:

La expresión “al raso” me encanta en ese significado de intemperie…:heart_eyes:
Hermoso poema a esas heladas que se están produciendo en estas últimas horas…
A pesar de las pérdidas, hemos visto imágenes bellísimas con el agua congelada, como tus versos!:blush::blush:

Un retazo de naturaleza, amigo, no podía ser menos! Abrazo fuerte.

Una maravilla compañero. :clap::clap:

Has hecho que el frío sea precioso.
Me encanta, Juan Carlos.

¡Me encantó, me encantó!
Así, doble.

¡Intenso, como los fríos cristales de hielo!

¡Bravo, amigo querido, bravo!

:clap:t2: :clap:t2: :clap:t2:

Los cristales helados pueden erigir castillos de poesía!
Muy bellas letras cristalizadas por tu profusa imaginación!
Un cariñoso saludo

bravo Juan Carlos, una crónica en poesia maravillosa —Aplausos.

Bellísima lectura :clap:t3::clap:t3::clap:t3::heart:

Precioso poema
Un abrazo Ruache