Hay una margarita

Hay una margarita
que espera tu llegada,
la mueve, temblorosa,
la brisa en la mañana.

Se escuchan, a su lado,
canciones de cigarras,
con dulces melodías
que llegan hasta el alma.

Con ellas, los recuerdos,
se incendian y desgranan,
escenas del pasado
repletas de nostalgia.

Hay playas y horizontes
en tardes soleadas,
auroras y colores
que tiñen las ventanas.

Hay ratos y momentos
de campo y de montañas,
con sendas sinuosas
y fondos de hondonadas.

Hay besos que retornan
y abrazos que rescatan,
los ratos y minutos
de antiguas temporadas.

Y al verte, margarita,
el alma se engalana,
y siento mariposas
volando en mis entrañas.

…Sonrío en este instante
y sigo en la otoñada,
los sueños y recuerdos
se quedan en mi espalda…"

Rafael Sánchez Ortega ©
08/07/24

2 Me gusta

¡Excelentes coplas, gratísimas de leer!
Gracias

1 me gusta

Gracias a ti, Betty
Saludos.