Guiones de terror (jotabé guión)

No es extraño en las artes cinemato-
gráficas desparramar los hemato-

critos y hasta las vísceras escon-
didas, pero todo no es más que un mon-
taje con protagonista irrespon-
sable metiéndose en líos por ton-

terías, curiosidad con que alimen-
tan la sed de venganza de un rudimen-

tario asesino. Son tramas dermato-
lógicamente erizadas, descon-
troladas para mofarse del crimen.

De tanto grito se caen arru-
gas. Miedo da el villano con serru-

cho porque actúa sin sentir la cul-
pa, sin un mínimo temblor de pul-
so. En cualquier lugar se resguarda ocul-
to, a ninguna de sus presas indul-

ta. Tras máscara de bondad como apa-
riencia, el malo da impresión de recapa-

citar. ¿Quién se salva? Siempre la ru-
bia, aunque en sus ojos el terror reful-
ja, del asesino al final escapa.

1 me gusta