Fuentes del deseo

Hoy sin descanso busco vehemente
el amor en las fuentes del deseo,
pero difícil el futuro veo
por mucho que presuma de valiente.

Y es que siendo testigo y confidente
de un mundo a la deriva, veo feo
que si falto de fe no saboreo
el día a día fácil que reviente.

Pues no existen remedios a mi alcance
que traspasen el cielo de lo humano,
si hasta la fecha lúcido no he sido

si haciendo de mis éxitos balance
aún me sobran dedos en la mano
con los que santiguarme haya podido.

1 me gusta