Fractal galaico.- buscando el norte

I
De pronto abandonamos la inocencia
y el miedo nos acosa
directo por la espalda,
fácil al darnos cuenta
de cuantos disparates
en la mente metieron
los criterios de entonces,
al hacernos un cisco la conciencia.
II
Los tropiezos que ataban mi existencia
sin humor me dejaron,
hasta el punto que hoy día
aumentan mi amargura
sin poder disfrutar
del aire que respiro,
si por todas los poros
un gran picor me escuece la conciencia.

3 Me gusta