Ficciones

Llega invisible, tu vida a la mía
viene llamando, tu pecho a mi pecho
entra en mi casa y se duerme en mi lecho
toma mi mano desnuda y vacía.

Roza mi cuerpo tu sangre ya fría
besa tu boca , mi boca en barbecho
abro los ojos y como sospecho;
solo ficciones… ¡es pura utopía!

Digo tu nombre, lo digo bajito
vuelvo a dormirme te espero en la cama
cuando el silencio tenaz y maldito

fluye apagando mi párvula llama;
nada podrá sosegarme si grito:
“eres la vida, que en mí se derrama "

9 Me gusta

Maravilla, poeta!!! :heart: :clap: :clap: :clap: :clap:

1 me gusta

gracias por pararte a leer y comentar mis versoß. Un abrazo

1 me gusta

Precioso e inusual soneto, Agueda, con un ritmo y una cadencia extraordinarios. Además, su contenido es de una sensibilidad especial. Te felicito.

1 me gusta

muchísimas gracias, me alegra que te guste mi poema y muy agradecida por tu comentario

Me encanta, el ritmo y el mensaje se hacen uno, da gusto leerlo.

1 me gusta

El mensaje es otro, pero me quedo con este ultimo verso antes de apagar la luz de la esperanza…creo que siempre hay luceros donde sentarse a esperar.

Me ha gustado mucho.

Saludos

1 me gusta

muy agradecida por pasarte y leer mi.poema, y sobre todo, por tu comentario. Un saludo

qué bonito comentario, cuánto me alegra que te haya gustado mi poema, de esperanza o de desesperanza… según cada cual. Un saludo

1 me gusta