Febrero del 21

Se oculta la mañana
tras un sol amarillo, casi enfermo,
y no veo sonrisas por las calles,
ni un gesto de esperanza,
ni una mirada franca,
ni un guiño de amistad.

Febrero nunca fue tiempo de risas,
nunca fue poseedor de grandes citas,
¡es tan poquita cosa como mes!
Tal vez por eso,
por su falta de brillo y de estatura,
inspira tal ternura
que en su justa mitad vive el amor.

Es como un niño triste
que perdió sus juguetes
entre la confusión de este oleaje
que azota sin piedad los bajos fondos
de una goleta herida, sin apenas futuro.
Y este lunes al sol de la desidia
no pinta nada bien.

¡Pobre país, triste regreso el tuyo
de una fiesta sin lustre, desnortada,
donde tan solo fuimos
marionetas sin alma,
estatuas asustadas,
invitados de piedra a un festín sin burbujas
tras la necia consigna
de que había que salvar la Navidad!

Nos creímos que el resto de los días
serían de vino y rosas
y sólo las espinas nos quedaron
detrás de las ojeras agrietadas
tras la amarga resaca.

Han vuelto las penurias de hace un año
y las cifras de muertos por decenas.
Ha regresado el miedo a los hogares
de este país de coplas contra el hambre,
de aplausos en los ruedos contra el fraude,
de misas y rosarios frente a las injusticias
de firmes tradiciones ancestrales
tras siglos de incesante oscuridad.

Febrero se desliza entre la niebla
añadiendo un pellizco de ternura
a la amarga tristeza
de un tiempo de pandemia y soledad.

7 Me gusta

Ahh que buenas pinceladas de ese mes de febrero tan anodino como enamoradizo, vagando por sus días a la espera de la primavera, poeta!!!:clap::clap:

1 me gusta

Me gustaron mucho esos matices poéticos y hermosos que le atribuyes a este mes que es casi invierno y casi primavera…

Ese año al que aludes, fue muy especial, con la pandemia a cuestas todavía. La desesperanza se traslucía en esos versos. Yo tengo algunos también de aquella época de desconcierto.

Un abrazo fuerte, amigo! Me gusta leerte por aquí, aunque sea de vez en cuando…:blush::hugs::hugs::kissing_heart:

1 me gusta

Cierto, normalmente es un mes anodino, como bien dices y si además hablamos de febrero del 21, con la pandemia encima aún, el pobre febrero se queda sin argumentos.
Gracias por pasarte Minada.

1 me gusta

Sí, buscando entre los “papeles” guardados, ha aparecido este febrero que me pareció adecuado publicar ahora aunque ya apenas se hable del virus y sus consecuencias.
Gracias María por tu apoyo incondicional a mis trabajos. A mí también me encanta tu poesía.
Abrazo

1 me gusta