Fantasía

Una sinfonía de encajes en mis manos y el color libre de la piel surge como introducción.

Aún los gemidos aguardan su entrada, las notas recién descubren su camino dorado y el amor es el director.

Silencio…

Afinamos el paladar
anclado en su cuello
los dientes afilados
riman en tu hombro.

Respiración…

El sujetador izquierdo cae
entonces su pecho libre
desemboca en mis labios
nave prensil de placer.

Parece contener el aire
su cuerpo tenso y en movimiento,
sólo sabe elevarse
cuando respiro desde su pecho.

Rodeo con amor y pasión
los pétalos de su piel,
su cuerpo mientras tanto
desemboca en mis manos.

Ella dispersa en su mente
divaga por la electricidad,
va y viene entre las venas ardientes
hasta de un río/ser/mar.

Primer movimiento… piano

Mano derecha abierta
reconoce su vientre y juega,
prosigue hasta el ombligo
de ahí en adelante no cesa.

Entre la piel y la ropa interior,
el calor es un acelerador
con mis dedos en el piano
los sonidos van de menor a mayor.

Entro a la zona de locura
y la suavidad es una carretera
con aceite en el piso,
mis dedos ansiosos y resbaladizos.

Segundo movimiento… Vivace

Intuyo el diminuto espacio
de la piel y extiendo mi mano,
el descenso es abierto
junto al sonido de un gemido.

Siento su revolución interior,
un llamado de miles de voces
agudas y el dulce baile
de mis dedos en frenesí.

Ahora es momento de seguir adelante,
el tiempo expande sus orgasmos
brotan entre mis dedos agitados,
su boca habla por su cuerpo y danza.

Tercer movimiento…Molto Vivace

Una sombra de sudor yace,
mis brazos y espalda cubren
su piel, sus ansias y entro,
en escena me espera su canto.

Adopto el ritmo de sus labios,
entre abiertos siento el placer
desemboca mi piel en su piel,
somos música en frenesí.

Esa hermosa violencia en cadencia,
un golpe frenético nos alimenta,
somos olas entre nosotros,
vamos, venimos y volvemos.

Cuatro movimiento… Presto

Entre el sudor y los gemidos
encuentro tu rostro, te beso
siguiendo la línea de tus labios,
muerdo por dentro suave.

Ambos bañados de pasión
liberamos la locura,
el movimiento acelera
hasta el vaivén más sutil.

Iracundos gritamos,
nos buscamos desde dentro,
explotamos una y otra vez
juntos al azar de la pasión.

Poema publicado anteriormente en mi blog 12 de junio de 2018

Marcelo Osorio

4 Me gusta

Pero por favor, ¿se puede escribir más hermoso?..
vaya inspiración, vaya talento; que preciosidad.

1 me gusta

Muchas pero muchas gracias por tus palabras, bello comentario llega a mis ojos.