Esos días

El calor persistente,
insaciable
ante los acontecimientos
de una desabrida mañana.
Sin rencores ni martillos
golpeando los sentidos,
se soportan las turbulencias
del sendero
por donde caminamos,
esos días sin destino.
Esos días atolondrados
bajo el sudor de las incógnitas,
de las suelas raídas,
del lastre de las falacias.
Esos días sin lecturas
bajo una parra somnolienta
y el arrullo de las chicharras,
esos días sin ubicación,
sin destellos,
insulsos como una cama vacía,
como un lavabo sin sus cremas.
Días encajonados
como un puzle de mentiras,
donde ninguna pieza
es capaz de acoplarse.

7 Me gusta

:heart: :heart: :heart: :clap: :clap:

1 me gusta

Un gusto leer su excelente trabajo poético.

“Esos días atolondrados
bajo el sudor de las incógnitas,
de las suelas raídas,
del lastre de las falacias.”

1 me gusta

Muchas gracias Tali. Saludos.

1 me gusta

Los definiste bien, esos días encajonados…
Buen poema, Josele, me alegra leerte! Estos días entré poco por aquí…
Abrazos, amigo! :hugs:

1 me gusta

Muchas gracias por pasar a leerlo y por ese comentario. Saludos.

Me alegra tu comentario. Yo también voy por rachas. Abrazos.

1 me gusta