Equilibrio (III)

“Heme aquí,
aludido por las trabas,
verde aún,
marchitando a la amenaza”

Grita el pie
en su vuelo hacia la tierra
pobre y gris
que le ofrece exigua grieta.

Busca hallar
el sustrato de su origen,
crudo afán
en requiebro de raíces.

Corre así
la insistencia por sus dedos.
No se ve,
mas obstina el movimiento.

Nada ya
le protege del rasguño,
sobra luz
aireando su desnudo.

Negra está
de su empeine cada vena,
quieta luz
de un relámpago en la piedra.

Pasen, sí,
admirable aguanta el pino.
Pisen bien,
no perturben su equilibrio.

17 Me gusta

Muy equilibrado el poema, sus versos y la entonación de sus lecturas.
Muy bueno.
Abrazo

1 me gusta

La belleza sostenible del equilibrio.
Hermosa composición!! :clap::clap::rose:

1 me gusta

Magnífica incursión alegórica a la estabilidad de un puente que se mece y se estremece en la pisada buscando el centro antropológico de cuánto se es. Quizás un derrumbe con un acolchado esperando en el vacío equilibre el cuerpo en tránsito a la tierra. —aplausos.

2 Me gusta

Hermosa trilogía de equilibrios. Un gusto leerte. Abrazos cariñosos. :hugs:

1 me gusta

Tus versos siempre imbricados con la naturaleza y el ser…
Me encantó esta tercera entrega, ese pino, símbolo de la resistencia a la aridez de la vida. :deciduous_tree::green_heart:
Abrazos, amigo!

2 Me gusta

Muchas gracias Pedro. Le puse empeño a que los versos cortos mantuvieran sus golpes de voz y me alegra que se perciba así. Un abrazo!

1 me gusta

Muchas gracias Marttucca. Así es, pasen, pasemos, a verlo que hay que disfrutarlo pero sin pisotear dañinamente pues el equilibrio es delicado :blush:

2 Me gusta

Hay equilibrios que no sabemos cómo aguantan pues muchas veces dependen de un apoyo frágil. Y podemos hablar de equilibrios físicos o naturales, ambos admirables y que debiéramos no perturbar o encontrar ese acolchado que no acabe con su derrumbe. Muchas gracias Domingo

1 me gusta

Hermoso y equilibrado poema, me gustó
saludos

2 Me gusta

Muchas gracias Sinmi. Estoy haciendo una pequeña recopilación de poemas que no sé cómo llamarla, por eso los números. Me alegra que estén gustando :blush: Un abrazo!

2 Me gusta

Muchas gracias amiga. Los pinos son muy equilibristas, tanto para resistir en condiciones complicadas como para mantenerse en pie aunque se les descalcen las raíces. Por todo ello no debiéramos añadirle un pisoteo dañino y quedarnos con la admiración. Un abrazo!

2 Me gusta

Muchas gracias Pepe. Equilibrios delicados a los que no debiéramos añadir más perturbaciones y quedarnos en el disfrute y admiración. Un cordial saludo!

2 Me gusta

Es una bellísima descripción del pino, de su naturalez viva.
Acabo de hacer un recorrido por los pinares cercanos, aquellos verdes y aquellos a los que ahora no podemos pasar (porque están negros). Esto es lo que me ha traído tu bello poema.
Abrazos! :star_struck:

4 Me gusta

Ahí está la fragilidad del equilibrio, en lo que cuesta aunque no se perciba o valore que se mantenga la vida. Y es una lástima la cantidad de zonas que se han quemado en muy poco tiempo. Muchas gracias Chus!

3 Me gusta

Gracias a ti, hermano.
Abrazo

1 me gusta

Si, es verdad lo que dices de ellos. Por aquí, en el entorno de Doñana y la costa de Huelva, veo algunos en posturas inverosímiles por el viento… auténticos luchadores por la vida.:green_heart: O los que son invadidos por las arenas de las dunas móviles, resistiendo a todas las inclemencias…:deciduous_tree:

2 Me gusta

¡Me gustó mucho, Juan Carlos!

Lo leí varias veces. Tiene un sabor muy particular.

¡Me encantó el ritmo del poema!

¡Un fuerte abrazo!

1 me gusta

Ostras, Juan Carlos, súper chulo.
Me encanta la métrica que has elegido. Hace muy rítmica la lectura del poema.
Y el contenido, mezcla del ser y de la naturaleza, es magnífico.
Has encontrado el equilibrio exacto.
Abrazo :hugs:

1 me gusta

Muchas gracias Alda. Intenté que los versos cortos tuvieran dos golpes de voz, que fueran más bruscos. Me alegra que haya gustado. Un abrazo!

2 Me gusta