Entre tus brazos

En un estado de las cosas
en que tratar de soñar
no es válido,
cuando el viento
es testigo de los golpes recibidos
y las hilachas de la vida
van dejando surcos encendidos.

Cuando la música de otoño
me recuerda tu voz,
y tu rostro dibujado
en lo oscuro de mis sueños;
ellos que vuelan,
con el propósito
de abrazar tu canción.

Se va revelando
lo sencillo del amarte,
una condena suave,
un clavo de Cristo
incrustado en el corazón,
una caricia tibia de Noviembre,
un beso
del que nunca podré salir ileso;
una reconciliación con la muerte.

Te miro
en el reflejo de los colores tenues, amortiguados por el ritmo caribeño,
y veo un despertar
con los ojos pegados en telarañas,
diviso tus pequeñas manos,
delicadas
como cisnes aleteando.

Veo tu carita de ángel,
y tus almendras fijas a los míos,
tu piel de porcelana
con valor desconocido,
y fragancia a primavera.

Apuesto a un pleno mi soledad
para dejarla morir entre tus brazos.

6 Me gusta

Oh, lo que me ha gustado este poema! Qué preciosas imágenes contiene, que delicadeza y qué intensidad. Me ha encantado!

Abrazo!

1 me gusta

Especial poesía, de verdad, grandioso poema. Bello. De esos que te gustan más de lo que puedes decir. Bravo amigo.

Qué puedo decir ante semejante halago, amigo muchas gracias por leerme y me alegro que te haya gustado. Un abrazo.

1 me gusta

Muchas gracias Pequenho_Ze, tus palabras me causan una alegría inmensa, un gran abrazo.

1 me gusta

Me encanta :heart:
Precioso poema!

Muchas gracias Carme, un abrazo de amistad.

Preciosa artesanía la de tus versos, poeta! ⚘⚘

Muchas gracias por tu visita Gioconda, abrazo.

1 me gusta

Maravilloso :clap: :clap: :clap: :clap: