Entre luces y sombras

¡Qué importa el sol afuera! - Si tu mundo por dentro es un pequeño cielo. ¿Qué dirán los que amas? -Si te importa muy poco que el mundo se te asome entre luces y sombras. El fastidio no es digno cuando invade rincones; cuando llena la estancia y los objetos que amas. Acompaña ese baile, que la música suena y el piano desentona si no tocas sus notas. ¡Qué importa el sol afuera calentando los días, si sabes que tu alma se muere lentamente sobre el fugaz hastío! Mira por la ventana los pájaros que cantan, que es la savia que cae del árbol que te cuida. No dejes que tus días se hagan trizas de a poco, para que el musgo nazca y entreteja los años que florecen por dentro.

7 Me gusta

Tremendos tus versos!!

así debe ser, debemos colgarle luceros y pintarle un sol bien grandote a nuestro mundo interno

encantado de leerte !

Muy amable por pasar a visitar mis escritos. Afectuoso saludo.

Hermosa prosa, Lucía. Mis felicitaciones :clap:t3:

Tus palabras me han impactado en el mero centro del corazón, no solo por la belleza encriptada dentro de la formulación del verso, sino, por ese significado entrañable que uno siente como propiedad de conflicto y beneplácito, por la magnitud psíquica y por la comunidad vinculante de sentimientos. Espero que mi interpretación bajo este estado emocional no adultere tu objetivo lirico. saludos.

Un gran poema. Con un sentir íntimo y una lucha contra lo que perturba. Me encantó esa introspección. Abrazos afectuosos

Bella y profunda reflexión, debemos procurar que el sol pellizque nuestra vida, aun con el canto de un pájaro!!!