Enéada.- por mucho que armes revuelo chiquilla

Por mucho que armes revuelo, no te alborotes chiquilla,
que si rompes la baraja, y de mal humor te pilla
convertirás tu existencia, en toda una pesadilla.

Pues si con quejas me vienes, disgustada estás, presiento
y quien sabe si soñando, carente de fundamento
mañana vuelvas de nuevo, justo con el mismo cuento.

A pensar tal vez me inclino, que yéndote por las ramas
una exquisita atención de mi persona reclamas,
mientras algún subterfugio, si mucha lógica tramas.

2 Me gusta