Enéada.- gracias a la poesía

Gracias a la poesía, hoy nos mantenemos vivos,
buscando bajo las piedras, sin descanso los motivos
por mantener bien a flote, nuestros nobles objetivos.

Ojalá que nuestro instinto de conservación funcione,
porque ante las circunstancias, a propósito razone
evitando que ese espíritu, de pronto nos abandone.

Por pensar me da a menudo, que huellas no dejaremos
porque pasto del olvido sobre la marcha seremos,
y cuentas a la conciencia, tan sólo le rendiremos.

2 Me gusta