En tus ojos

En tus ojos hay mucho espacio,
continuaciones… cosas que caen
rompiéndose en largos cuerpos,
en batallas oceánicas.
Son largas exégesis, redondas canastas
como mi alma.

Ayer salí a buscarte, como quien reúne palabras
para empezar un hogar en la imaginación de un ave.
Ave que profetiza prefijos, en el apetito de su religión por el silencio.

17 Me gusta

Gusto leerte poeta.

1 me gusta

¡Muy bueno!

Lo que más me gustó es… El primer párrafo se lee con una musicalidad; el segundo, con otra diferente… Ese cambio de ritmo en la lectura —como cuando uno sale de un poema en rima y acto seguido, sin descanso, te adentras en un relato en prosa—. Lo sabroso aquí —según yo— es el cambio de musicalidad… independientemente de lo que en sí dicen las palabras.

Mucho de esa imperceptible fibra en la poesía, es música… cadencia.

Saludos, Poetazo.

1 me gusta

En tus ojos traes palabras “Hectorizadas” porque en Guayaquil es posible Hectorizar un verso para hacerlo único e imperecedero.
Así como «… revolotea un salubre verso poetizando con ello un cisne negro»
Véalo usted mismo a partir del minuto 5:11 aquí

2 Me gusta

Bello! No podía ser de otra manera… :blue_heart: :blue_heart:
El ave de tu poesía, está siempre presente.
Abrazo fuerte, poeta!

1 me gusta

Genial. Me ha encantado.

Muy amable, mi amigo poeta. Saludos afectuosos, Alejandro

1 me gusta

La verdad que me rindo a la premonición de tus palabras, mi amigo poeta. Realmente comienza el poema como una caricia lenta en las cicatrices, pero que de repente se detiene… Y retorna aquella canción al corazón de donde se presume salió esa ave…

Saludos afectuosos

2 Me gusta

Bello poema

1 me gusta

Preciosa lírica en esos ojos absorbentes, plenos de lecturas y testimonios, todo un encuentro mágico, poeta!!!:+1::+1::clap::clap::clap:

1 me gusta

Muchas gracias, mi amigo poeta por darle una identidad y un destino a mis sencillas letras. Un abrazo grande y muchas felicitaciones por tu compromiso y trabajo por difundir la poesía. :hugs: :hugs:

1 me gusta

Eres muy amable, mi querida María. Siempre es un gusto enorme sentirte en tus comentarios. ¡Un abrazo muy afectuoso, poetisa!

Muchísimas gracias, mi querida y admirada poetisa.

1 me gusta

Como siempre una lección magistral, amigo mío. Un afectuoso saludo.

1 me gusta

Eres muy amable, mis saludos cordiales.

Muy honrado por el testimonio de tu bondad por mis pequeñas letras. Un abrazo grande, mi querida poetisa

Muchas gracias, maestro. Un abrazo grande querido y admirado poeta.

1 me gusta