En paz consigo mismo

Bastante rápido termina todo
cuanto en vida nos hace tan felices,
mientras obviar no quepa los matices
que nos obliguen a lamer el lodo.

Y tanto que encontrar un acomodo
hasta dejar pudiera cicatrices,
si dando contra un muro de narices
tumbarlo se pudiera con el codo.

Fácil que haciendo guiños al pasado
la nostalgia a propósito nos pueda
que incluso al más allá las gracias demos,

por si al morir morimos en pecado
el Dios de los creyentes nos conceda
que en paz consigo mismo volaremos.

2 Me gusta