En medio de un zarzal de dudas

Si con todo el candor de tu hermosura
rechazarte, mi amor, jamás pudiera,
pido a Dios que razón me concediera
si antes no desfallezco de amargura.

Puede ser que me engañe tu dulzura,
pero si acaso en vano te quisiera,
no estaría sin tino aquí a tu vera
a riesgo de caer en la locura.

Puede que tal ventura yo repita
arrastrando a lo sumo mis deseos,
quien sabe, en medio de un zarzal de dudas,

porque dicen que quien se precipita
salir no acierta nunca de jaleos
si no muestra sus quimeras desnudas.

4 Me gusta

Eso, eso es lo que te acontece al escribir estas letras y te asaltan un sin fin de dudas. Pero cómo salir de ellas? Evitando o viviendo el amor? Cómo saber si una sopa es agradable o no? Pues probándola !

Como siempre poeta, muy buenas letras que no están igual a tus sentires, tus letras están claras, precisas, mientras que el sentir está hecho un mar de dudas. Y como aquí lo que vale es el poema, pues EN BUENAHORA por tan bien estructurado el SONETO!

Gracias, gracias y muchas gracias!