En la penumbra

En la penumbra del amanecer, con el sol aún oculto en la bruma exígua del nuevo día, fugaz retorna la sombra a su sarcófago y satisfecho por la caza nocturna, con las entrañas saciadas de sangre, Drácula se adentra en su mausoleo y muere hasta la noche por venir.

2 Me gusta