En la ciudad

En la ciudad
encuentras muchas cosas
y otras te faltan.

Hay casi todo
de objetos y personas
para elegir.

Pero te falta
y, extrañas, sin quererlo,
muchos detalles.

La chimenea
del pueblo y la casona
donde naciste.

Las escaleras
que suben a la iglesia
que está en lo alto.

El cementerio,
sereno y silencioso,
de la colina.

El campo verde
de yerba y con ganados
del pastoreo.

La luz del sol
bailando entre las ramas
de los hayedos.

Y el fiel silencio,
que rompen los ladridos
de algunos perros.

Sí, la ciudad,
te ofrece muchas cosas
interesantes.

Pero, en el fondo,
añoras a la aldea
de donde vienes.

Rafael Sánchez Ortega ©
30/11/22

1 me gusta